Raúl tejón

Policías: capítulo 12 – 3ª temporada

No teníamos por dónde empezar. Buscar en la web a todas horas de la noche no iba a ser suficiente. RocketReach nos ha proporcionado un gran punto de partida. Nuestro flujo de trabajo tiene ahora una dirección sólida – tenemos un proceso que comienza con RocketReach y termina con enormes listas de contactos para nuestro equipo de ventas. Ahora podemos desviar nuestra atención para ir realmente a por el cliente.

Es genial para construir una lista de clientes potenciales. Me encantó la capacidad de determinar los correos electrónicos personales de prácticamente cualquier persona en la web con RocketReach. Hace poco me asignaron un proyecto que tenía que ver con las relaciones públicas, la asociación y las responsabilidades de divulgación, y RocketReach no sólo me conectó con posibles personas, sino que me permitió racionalizar mi enfoque de búsqueda en función de la ubicación, el conjunto de habilidades y la palabra clave.

Antes de RocketReach, nos poníamos en contacto con personas a través de sitios de redes profesionales como Linkedln. Pero nos resultaba frustrante tener que esperar a que la gente aceptara nuestras solicitudes de conexión (si es que las aceptaban) y el envío es demasiado caro… esto era un gran obstáculo en nuestro flujo de trabajo y una fuente de frustración interminable. Con el gran número de contactos que hemos podido encontrar utilizando RocketReach, la plataforma nos ha ahorrado probablemente casi cinco años de espera.

Bandolera: capítulo 58

Esta biografía de una persona viva necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude añadiendo fuentes fiables. El material polémico sobre personas vivas que no tenga fuentes o tenga fuentes deficientes debe ser eliminado inmediatamente, especialmente si es potencialmente difamatorio o dañino.Buscar fuentes:  «Eduardo H. Garza» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR (enero de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Eduardo H. Garza (25 de julio de 1978) es un director de cine, guionista, productor y editor de cine mexicano que reside en España[1][2] Ha trabajado en publicidad y en algunos platós de cine mexicanos, empezó como técnico hasta que llegó al papel y empezó a ser asistente de dirección. Tras establecerse en España, trabajó en la industria publicitaria local cumpliendo diferentes roles. Pero fue en 2013 cuando H. Garza y su esposa decidieron autoproducir su primer largometraje Legionario.

Legionario, su primer largometraje se rodó en 2014 y se terminó en diciembre de 2016. La película fue autoproducida por su esposa y él. Eduardo H. Garza escribió, dirigió, fotografió, editó e hizo el 80% de la composición de los efectos visuales[3]. Tuvo que hacerlo para poder terminar la película ya que tenía un presupuesto muy ajustado. El Ejército español colaboró con el cineasta permitiéndole rodar en helicópteros Chinook y en algunas de sus bases en Madrid. El resto de las escenas militares en Afganistán se rodaron en una zona de juego de paintball en España[4].

Bandolera: capítulo 69

Por favor, ayude añadiendo fuentes fiables. El material polémico sobre personas vivas que no tenga fuentes o tenga fuentes deficientes debe ser eliminado inmediatamente, especialmente si es potencialmente difamatorio o dañino.Buscar fuentes:  «Eduardo H. Garza» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR

Eduardo H. Garza (25 de julio de 1978) es un director de cine, guionista, productor y montador de cine mexicano que reside en España[1][2] Ha trabajado en publicidad y en algunos platós de cine mexicanos, empezó como técnico hasta que llegó al papel y empezó a ser ayudante de dirección. Tras establecerse en España, trabajó en la industria publicitaria local cumpliendo diferentes roles. Pero fue en 2013 cuando H. Garza y su esposa decidieron autoproducir su primer largometraje Legionario.

Legionario, su primer largometraje se rodó en 2014 y se terminó en diciembre de 2016. La película fue autoproducida por su esposa y él. Eduardo H. Garza escribió, dirigió, fotografió, editó e hizo el 80% de la composición de los efectos visuales[3]. Tuvo que hacerlo para poder terminar la película ya que tenía un presupuesto muy ajustado. El Ejército español colaboró con el cineasta permitiéndole rodar en helicópteros Chinook y en algunas de sus bases en Madrid. El resto de las escenas militares en Afganistán se rodaron en una zona de juego de paintball en España[4].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad