Teatro nave 73

5.3.2 configuración de dolby atmos y dts x (2ª vuelta)

Seguramente habrás comprobado que en la Gran Vía se encuentran los teatros más grandes de Madrid y sus espectáculos más espectaculares. Sin embargo, lo que no es tan conocido es que en el fondo de los barrios de Lavapiés y Arganzuela late una próspera escena teatral sin florituras, surgida hace cientos de años.

En Lavapiés todavía hay cientos de corralas con una estructura similar a la de un auditorio, que podrían albergar fácilmente un espectáculo sin lujos. Hoy en día, este concepto es increíblemente raro, pero el teatro sin lujos continúa, sólo que se ha trasladado al interior.

Debido a la notoria falta de financiación del teatro marginal de Madrid, o teatro off, como se le conoce cariñosamente en español, gran parte de él tiene lugar en bares y cafés que tienen pequeños espacios de actuación en su interior. Estos bares suelen ser la principal fuente de ingresos de los locales, tapando el agujero negro financiero generado por los bajos ingresos de la venta de entradas. Ejemplos perfectos de ello son La Escalera de Jacob y La Infinito, en Lavapiés, que, además de ser populares locales de copas, presentan una serie de obras de teatro off, y a veces también material inglés.

Cómo montar tres o más subwoofers en su cine en casa

A continuación, pasarán al juego del «cadáver exquisito», una técnica utilizada por los surrealistas en la que una persona escribe una frase en una hoja de papel, la dobla para tapar parte de lo escrito y se la pasa a otra para que continúe la obra.

En este espacio multidisciplinar de la calle de Palos de la Frontera, que antes era una imprenta, Alberto Salas ha invertido su tiempo y su pasión para sobrevivir, como tantos otros madrileños, a la crisis financiera de la década anterior.

Leer más  Festival de cine de madrid

«Nuestro objetivo inicial era crear un lugar dinámico de creación que generara una conexión entre artistas, público y profesionales», explica el que es uno de los socios fundadores de este espacio junto a Rocío Navarro y Álvaro Moreno.

Para Salas, su forma de enseñar es cercana y versátil, centrada en los procesos creativos, por lo que compartieron la filosofía que persigue la escuela Nave 73. «Nos pidieron que formáramos parte de nuestro proyecto y nos pareció estupendo porque encajaban en la investigación y en lo performativo, en hacer un I+D cultural», reconoce.

Julien baker – favor (actuación en directo)

La escuela de intérpretes Nave 73 nació en 2013 con el propósito de formar a aquellos jóvenes que buscan navegar por las artes escénicas en todas sus posibilidades. Este espacio multidisciplinar de la calle de Palos de la Frontera, que antes era una imprenta, es donde Alberto Salas ha invertido su tiempo y su pasión para sobrevivir, como tantos otros madrileños, a la crisis financiera de la década anterior. «Nuestro objetivo inicial era crear un lugar dinámico de creación que generara una conexión entre artistas, público y profesionales», explica el que es uno de los socios fundadores de este espacio junto a Rocío Navarro y Álvaro Moreno. El resultado es un espacio alternativo en el barrio de Embajadores de Madrid que cuenta con 500 metros cuadrados en los que albergar una sala de exposiciones, tres salas de formación, una galería expositiva y una cafetería.

Sobre las diferencias de este modelo de formación, Pilar G. Almansa, que imparte el Máster de Dirección Escénica en Nave 73, destaca que esta escuela es muy específica: «La de Cristina Rota es una formación más dirigida a actores y tiene ese aura audiovisual . Por eso mucha gente acaba allí, como Penélope Cruz. Su fama atrae a un determinado perfil. En cambio, nuestros alumnos están orientados a las artes escénicas en un sentido muy amplio, es para gente que está interesada en explorar las posibilidades fronterizas del teatro. Damos clases a los directores sobre teatro inmersivo e interactivo, en el que el público incide en el desarrollo del espectáculo, ya sea a través de la narración o del desarrollo de las escenas», dice este director y productor.

Leer más  Nueva pelicula hellboy

Programación nave 73 #salasendesescalada

El Hostalin Madrid Atocha está situado en el centro de Madrid, a 500 metros del Paseo del Prado. El establecimiento está cerca de varios lugares de interés, a unos 600 metros de la Puerta del Sol y a unos 600 metros del Museo del Prado. El establecimiento está a 700 metros de la Plaza Mayor y las habitaciones disponen de escritorio y TV de pantalla plana. Las habitaciones tienen aire acondicionado y algunas tienen balcón. En el Hostalin Madrid Atocha todas las habitaciones incluyen un baño compartido con artículos de aseo gratuitos.La Fnac se encuentra a 10 minutos a pie del alojamiento, mientras que la Puerta de Alcalá está a 15 minutos a pie. El aeropuerto más cercano es el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, a 13 km del Hostalin Madrid Atocha.

Ubicación de la propiedad Situado en Madrid (Barrio Literario), el HotelFreedom está a minutos de la Plaza del Ángel y de la Plaza de Santa Ana. Este hotel está cerca del Museo del Prado y de la Plaza Mayor. Habitaciones Te sentirás como en casa en una de las 21 habitaciones con aire acondicionado y televisor de pantalla plana. Hay conexión inalámbrica a Internet gratuita para mantenerte conectado. El baño privado con ducha incluye artículos de aseo gratuitos y secador de pelo. Comidas Calma tu sed con tu bebida favorita en el bar/salón. Todos los días se ofrecen desayunos continentales de 8:30 a 11:00 por un suplemento. Negocios, otras comodidades Entre los servicios destacados se incluyen una recepción 24 horas y un ascensor.