El jamon serrano es bueno para el colesterol

El jamon serrano es bueno para el colesterol

¿es saludable el jamón serrano?

El jamón serrano es perfecto para toda la familia y para todo tipo de dietas, incluidas las hipocalóricas. Se adapta perfectamente a personas con necesidades especiales, como niños, adolescentes, deportistas y ancianos.
Lo primero que debe hacer es examinar el producto en su conjunto, prestando especial atención a los signos distintivos de calidad. Se recomienda leer la etiqueta y comprobar las siguientes características: el símbolo de calidad y garantía ETG y el periodo de curación, que se encuentra en la etiqueta de las diferentes categorías de la Fundación del Jamón Serrano.
Compruebe el tacto. El jamón serrano no debe estar ni demasiado blando ni demasiado duro. Fíjese en la capa exterior de grasa, que es un símbolo de calidad. Cuanta más grasa tenga el exterior del jamón serrano, mayor será la infiltración de grasa en el interior, lo que hace que el producto sea de mayor calidad.
De hecho, el jamón serrano ayuda a eliminar el colesterol «malo» (LDL) y a aumentar nuestros niveles de colesterol «bueno» (HDL). Esto ocurre por los altos niveles de ácido oleico (el ácido graso insaturado que se encuentra en el aceite de oliva) y el equilibrio de grasas que se encuentra en el producto.

¿es saludable el jamón serrano?

El jamón serrano es un alimento de alto valor nutricional y proteico, recomendado para todo tipo de dietas saludables y para todos los grupos de población. El Consorcio Jamón Serrano garantiza un producto sano, tradicionalmente natural y rico en:
Durante años, la dieta mediterránea ha exaltado el jamón serrano como fuente fundamental de proteínas, vitaminas, minerales y grasas no saturadas. El arte de su elaboración, curación y maduración es estudiado y valorado por nutricionistas y profesionales internacionales especializados en la cocina española y mediterránea.
Los nitritos y los nitratos son conservantes que se añaden a todo el jamón curado durante el proceso de salazón para controlar el desarrollo microbiano y garantizar la seguridad microbiológica del consumidor. Además, realzan el sabor y el color de los productos curados.
Los niveles de nitritos en los jamones curados están muy regulados por las autoridades europeas: la cantidad máxima de nitratos es de 150 ppm, que es lo necesario para mantener la seguridad microbiológica y los beneficios organolépticos.

El jamón serrano es carne procesada

El jamón serrano es un alimento de alto valor nutricional y proteico, recomendado para todo tipo de dietas saludables y para todos los grupos de población. El Consorcio Jamón Serrano garantiza un producto sano, tradicionalmente natural y rico en:
Durante años, la dieta mediterránea ha exaltado el jamón serrano como fuente fundamental de proteínas, vitaminas, minerales y grasas no saturadas. El arte de su elaboración, curación y maduración es estudiado y valorado por nutricionistas y profesionales internacionales especializados en la cocina española y mediterránea.
Los nitritos y los nitratos son conservantes que se añaden a todo el jamón curado durante el proceso de salazón para controlar el desarrollo microbiano y garantizar la seguridad microbiológica del consumidor. Además, realzan el sabor y el color de los productos curados.
Los niveles de nitritos en los jamones curados están muy regulados por las autoridades europeas: la cantidad máxima de nitratos es de 150 ppm, que es lo necesario para mantener la seguridad microbiológica y los beneficios organolépticos.

¿es saludable el jamón de parma?

¿Es saludable comer jamón? Es algo que hay que reflexionar, tanto si el jamón sólo aparece en las fiestas como si es un capricho habitual. La verdad es que, en comparación con otras carnes, el jamón -el corte de carne de la pata trasera del cerdo que se conserva mediante la curación- da que pensar a muchos nutricionistas.
El jamón, como toda la carne, es una excelente fuente de proteínas completas, ya que una porción de 4 onzas aporta unos 20 gramos. Las proteínas, que son un componente importante de todas las células del cuerpo, son necesarias para construir y reparar tejidos, así como para fabricar enzimas, hormonas y otras sustancias químicas del organismo. Y aunque a menudo asociamos las mayores necesidades de proteínas con los cuerpos en crecimiento, las investigaciones demuestran cada vez más que aumentar las proteínas -sin importar la edad- puede mejorar la salud y ayudar a prevenir la disminución de la masa muscular con el envejecimiento. Además de evitar la debilidad al entrar en la tercera edad, el mantenimiento de la masa muscular tiene otro gran beneficio: disminuye el riesgo de fracturas por caídas.
El jamón, especialmente el jamón magro sin grasa, es relativamente bajo en grasa y calorías, lo que es bueno para quienes vigilan su peso y su consumo de grasa. Una ración media de 4 onzas, por ejemplo, sólo tiene 120 calorías y unos 4 gramos de grasa total, de los cuales sólo 1 gramo es grasa saturada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad