Grasas saturadas e insaturadas diferencia

Qué grasa es buena, saturada o insaturada

Hay dos tipos de grasas: las saturadas y las insaturadas. Las grasas saturadas también se denominan grasas malas, mientras que las insaturadas se conocen como grasas buenas. La diferencia entre las grasas se basa en la estructura química de las mismas.

Las grasas saturadas son grasas malas. Se encuentran en productos como pasteles, bollería y patatas fritas y en muchos productos animales, como la carne, el queso y la mantequilla. Un exceso de grasas saturadas no es bueno para el organismo porque aumenta los niveles de colesterol en sangre.

Las grasas insaturadas son grasas buenas. Estas grasas se encuentran en aceites vegetales como el de oliva, girasol, colza y lino, y en productos elaborados con ellos, como la margarina para untar, la margarina baja en grasa y los productos líquidos para hornear y freír. También se pueden obtener de los frutos secos y del pescado azul. Entre las grasas insaturadas se encuentran también las conocidas grasas esenciales Omega 3 y Omega 6 . Las grasas insaturadas tienen un efecto positivo en el organismo: reducen el colesterol malo del cuerpo.

Grasas saturadasalimentos

Las grasas insaturadas se consideran las grasas «más saludables» y son vitales para incluirlas en una dieta saludable en el organismo. Estas grasas ayudan a reducir el riesgo de niveles altos de colesterol en la sangre y también tienen varios otros beneficios en el bienestar cuando sustituyen a las grasas saturadas en la dieta.

Se sabe que la mantequilla contiene una buena cantidad de grasa saturada, que es un tipo de grasa que suele encontrarse en alimentos como la carne y los productos lácteos. De hecho, las estadísticas muestran que alrededor del 63% de la grasa de la mantequilla es grasa saturada, mientras que el 26% es grasa monoinsaturada y el 4% es grasa poliinsaturada.

Tipos de grasas insaturadas

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Las grasas saturadas y las insaturadas se encuentran en una gran variedad de alimentos. Averiguar qué tipos de grasas debe consumir, especialmente si está tratando de reducir las cantidades de lípidos en su dieta, puede ser confuso.

La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda que entre el 20 y el 35% del total de las calorías diarias esté formado por grasas. La mayor parte de esta ingesta debe proceder de grasas insaturadas. Sin embargo, los estudios sugieren que consumir sólo grasas insaturadas puede no ser tan saludable para el corazón, y consumir grasas saturadas puede no ser tan peligroso como se pensaba.

Algunos estudios han demostrado que el consumo de una gran cantidad de grasas saturadas puede aumentar las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y, por tanto, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Sin embargo, ha habido múltiples estudios que refutan los efectos perjudiciales de las grasas saturadas.

Ejemplos de grasas saturadas e insaturadas

Haga clic aquí para ver la infografíaAunque la grasa en general desempeña un papel importante en una dieta saludable, el tipo de grasa que contienen los alimentos -grasa saturada o insaturada- es algo que hay que tener en cuenta a la hora de preparar aperitivos y comidas.

Las grasas saturadas e insaturadas están presentes en muchos de los alimentos que consumimos. Entender las diferencias entre ambos tipos, qué alimentos son las principales fuentes y el impacto potencial de estas grasas en la salud puede ayudarle a tomar mejores decisiones cuando cocine y compre.

Las grasas saturadas e insaturadas son diferentes tipos de grasa, que se encuentran en diferentes cantidades en los distintos alimentos. Mientras que los productos lácteos enteros, como la mantequilla y el queso, y las carnes grasas y procesadas (así como muchos alimentos horneados y procesados, como pasteles y galletas) tienen un alto contenido en grasas saturadas, las buenas fuentes de grasas insaturadas son los frutos secos, las semillas y los aceites vegetales*.

Se ha demostrado que la sustitución de las grasas saturadas por grasas insaturadas en la dieta reduce el colesterol en sangre, uno de los factores de riesgo en el desarrollo de enfermedades cardíacas**. En el Reino Unido, actualmente consumimos una media de grasas saturadas superior a la recomendada.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad