Propiedades de la carnitina

Suplemento de carnitina

ResumenMuchos de los efectos de la carnitina se atribuyen a sus propiedades antioxidantes. El objetivo de este estudio fue evaluar las propiedades antioxidantes de la carnitina in vitro. Se comprobó que la carnitina decolora el ABTS-+ y protege la fluoresceína contra el blanqueo inducido por los radicales peroxilo derivados del AAPH y el peroxinitrito, los grupos tiol contra la oxidación inducida por el peróxido de hidrógeno, los radicales peroxilo, el hipoclorito y el peroxinitrito, y los eritrocitos contra la hemólisis inducida por los radicales peroxilo y el hipoclorito. Estos resultados muestran que la carnitina tiene una acción antioxidante directa contra los oxidantes fisiológicamente relevantes.

Cell Mol Biol Lett 15, 90 (2010). https://doi.org/10.2478/s11658-009-0036-yDownload citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

L-carnitina

La carnitina es un compuesto de amonio cuaternario que interviene en el metabolismo de la mayoría de los mamíferos, las plantas y algunas bacterias[1][2][3][4] En apoyo del metabolismo energético, la carnitina transporta los ácidos grasos de cadena larga a las mitocondrias para que se oxiden y produzcan energía, y también participa en la eliminación de los productos del metabolismo de las células. [Dadas sus funciones metabólicas clave, la carnitina se concentra en tejidos como el músculo esquelético y el cardíaco, que metabolizan los ácidos grasos como fuente de energía[3] Los individuos sanos, incluidos los vegetarianos estrictos, sintetizan suficiente L-carnitina in vivo para no necesitar suplementos[1].

La carnitina existe como uno de los dos estereoisómeros (los dos enantiómeros d-carnitina (S-(+)-) y l-carnitina (R-(-)-))[5] Ambos son biológicamente activos, pero sólo la l-carnitina se encuentra de forma natural en los animales, y la d-carnitina es tóxica ya que inhibe la actividad de la forma l.[6] A temperatura ambiente, la carnitina pura es un polvo blanco, y un zwitterion soluble en agua con baja toxicidad. Derivada de los aminoácidos,[7] la carnitina se extrajo por primera vez de extractos de carne en 1905, lo que dio lugar a su nombre del latín, «caro/carnis» o carne[2].

Fuentes de carnitina

ResumenLa acetil-L-carnitina (ALCAR) contiene los restos de carnitina y acetilo, ambos con propiedades neurobiológicas. La carnitina es importante en la β-oxidación de los ácidos grasos y la fracción de acetilo puede utilizarse para mantener los niveles de acetil-CoA. Otros efectos neurobiológicos reportados de ALCAR incluyen la modulación de: (1) la energía cerebral y el metabolismo de los fosfolípidos; (2) las macromoléculas celulares, incluidos los factores neurotróficos y las neurohormonas; (3) la morfología sináptica; y (4) la transmisión sináptica de múltiples neurotransmisores. Los posibles mecanismos moleculares de la actividad de ALCAR incluyen: (1) acetilación de grupos funcionales -NH2 y -OH en aminoácidos y aminoácidos terminales N en péptidos y proteínas, lo que resulta en la modificación de su estructura, dinámica, función y recambio; y (2) actuación como chaperona molecular de moléculas más grandes, lo que resulta en un cambio en la estructura, dinámica molecular y función de la molécula más grande. Según estudios controlados a doble ciego, el ALCAR tiene efectos beneficiosos en los trastornos depresivos graves y en la enfermedad de Alzheimer (EA), ambas muy frecuentes en la población geriátrica.

Síntomas de la carencia de carnitina

La carnitina es un compuesto de amonio cuaternario que interviene en el metabolismo de la mayoría de los mamíferos, las plantas y algunas bacterias[1][2][3][4] En apoyo del metabolismo energético, la carnitina transporta los ácidos grasos de cadena larga a las mitocondrias para que se oxiden y produzcan energía, y también participa en la eliminación de los productos del metabolismo de las células. [Dadas sus funciones metabólicas clave, la carnitina se concentra en tejidos como el músculo esquelético y el cardíaco, que metabolizan los ácidos grasos como fuente de energía[3] Los individuos sanos, incluidos los vegetarianos estrictos, sintetizan suficiente L-carnitina in vivo para no necesitar suplementos[1].

La carnitina existe como uno de los dos estereoisómeros (los dos enantiómeros d-carnitina (S-(+)-) y l-carnitina (R-(-)-))[5] Ambos son biológicamente activos, pero sólo la l-carnitina se encuentra de forma natural en los animales, y la d-carnitina es tóxica ya que inhibe la actividad de la forma l.[6] A temperatura ambiente, la carnitina pura es un polvo blanco, y un zwitterion soluble en agua con baja toxicidad. Derivada de los aminoácidos,[7] la carnitina se extrajo por primera vez de extractos de carne en 1905, lo que dio lugar a su nombre del latín, «caro/carnis» o carne[2].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad