Propiedades de lecitina de soja

Estrógeno de la lecitina de soja

Un ejemplo de fosfatidilcolina, un tipo de fosfolípido de la lecitina. Se muestra en rojo – colina y grupo fosfato; negro – glicerol; verde – ácido graso monoinsaturado; azul – ácido graso saturado.

La lecitina (/ˈlɛsɪθɪn, ˈlɛsəθ-/, del griego lekithos «yema») es un término genérico para designar cualquier grupo de sustancias grasas de color amarillo-marrón que se encuentran en los tejidos animales y vegetales y que son anfifílicas, es decir, que atraen tanto el agua como las sustancias grasas (por lo que son tanto hidrófilas como lipofílicas), y se utilizan para suavizar las texturas de los alimentos, emulsionar, homogeneizar mezclas líquidas y repeler materiales pegajosos. [1][2]

La lecitina fue aislada por primera vez en 1845 por el químico y farmacéutico francés Théodore Gobley[4], que en 1850 la bautizó como fosfatidilcolina. [5] Gobley aisló originalmente la lecitina a partir de la yema de huevo -λέκιθος lekithos es «yema de huevo» en griego antiguo- y estableció la fórmula química completa de la fosfatidilcolina en 1874;[6] entretanto, había demostrado la presencia de lecitina en diversas materias biológicas, como la sangre venosa, en los pulmones humanos, la bilis, el tejido cerebral humano, los huevos de pescado, las huevas de pescado y el cerebro de pollo y oveja.

Lecitina fosfatidilcolina

ResumenLas lecitinas de soja son importantes emulsionantes utilizados en las industrias alimentaria, de piensos, farmacéutica y técnica. La lecitina nativa se obtiene del aceite de soja en cuatro pasos: hidratación de los fosfátidos, separación del lodo, secado y enfriamiento. Esta lecitina tiene propiedades emulsionantes tanto W/O como O/W. Se pueden obtener productos con mejores propiedades emulsionantes mediante modificaciones, que implican principalmente el fraccionamiento en alcohol, la hidrólisis (enzimática, ácida o alcalina), la acetilación o la hidroxilación. Se requiere un procesamiento cuidadoso para producir lecitinas de alta calidad química, física y bacteriológica.

J Am Oil Chem Soc 53, 425-427 (1976). https://doi.org/10.1007/BF02605737Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Emulsionante de lecitina

Un ejemplo de fosfatidilcolina, un tipo de fosfolípido de la lecitina. Se muestra en rojo – colina y grupo fosfato; negro – glicerol; verde – ácido graso monoinsaturado; azul – ácido graso saturado.

La lecitina (/ˈlɛsɪθɪn, ˈlɛsəθ-/, del griego lekithos «yema») es un término genérico para designar cualquier grupo de sustancias grasas de color amarillo-marrón que se encuentran en los tejidos animales y vegetales y que son anfifílicas, es decir, que atraen tanto el agua como las sustancias grasas (por lo que son tanto hidrófilas como lipofílicas), y se utilizan para suavizar las texturas de los alimentos, emulsionar, homogeneizar mezclas líquidas y repeler materiales pegajosos. [1][2]

La lecitina fue aislada por primera vez en 1845 por el químico y farmacéutico francés Théodore Gobley[4], que en 1850 la bautizó como fosfatidilcolina. [5] Gobley aisló originalmente la lecitina a partir de la yema de huevo -λέκιθος lekithos es «yema de huevo» en griego antiguo- y estableció la fórmula química completa de la fosfatidilcolina en 1874;[6] entretanto, había demostrado la presencia de lecitina en diversas materias biológicas, como la sangre venosa, en los pulmones humanos, la bilis, el tejido cerebral humano, los huevos de pescado, las huevas de pescado y el cerebro de pollo y oveja.

Alergia a la lecitina de soja

La lecitina es una mezcla de lípidos anfifílicos con beneficios para la salud. En este estudio se obtuvieron cuatro fracciones diferentes (soluble en etanol, insoluble en etanol, fosfolípida y glicolípida) de la lecitina de soja y se evaluaron como oleogelantes. Al igual que la lecitina madre, la fracción insoluble en etanol (EIF) no pudo funcionar como oleogelante. La fracción soluble en etanol (ESF) y la fracción fosfolipídica (PLF) formaron oleogeles al 30% (wt%), mientras que la fracción glicolipídica (GLF) formó oleogeles al 15%. La FSE dio lugar a un oleogel con un aspecto y una microestructura similares, pero con una textura más dura y menos cohesiva que el oleogel con FPL. Los oleogeles formados con GLF fueron diferentes de los formados con ESF y PLF en cuanto a su aspecto y microestructura. El GLF al 20% formó un oleogel con mejores características de textura (en cuanto a dureza) y capacidad de retención de aceite que los formados con el 30% de ESF y PLF. Este es el primer estudio que investiga las propiedades de gelificación del aceite de las fracciones de la lecitina de soja. Nuestros resultados muestran que los glicolípidos naturales de la lecitina de soja presentan un gran potencial como oleogelantes.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad