Realice un esquema de una molécula de adn y una de arn mensajero

Arn mensajero

El ácido desoxirribonucleico (/diːˈɒksɪˌraɪboʊnjuːˌkliːɪk, -ˌkleɪ-/ (escuchar); [1] ADN) es una molécula compuesta por dos cadenas de polinucleótidos que se enrollan una alrededor de la otra para formar una doble hélice que lleva las instrucciones genéticas para el desarrollo, el funcionamiento, el crecimiento y la reproducción de todos los organismos conocidos y de muchos virus. El ADN y el ácido ribonucleico (ARN) son ácidos nucleicos. Junto con las proteínas, los lípidos y los carbohidratos complejos (polisacáridos), los ácidos nucleicos son uno de los cuatro tipos principales de macromoléculas esenciales para todas las formas de vida conocidas.

Las dos cadenas de ADN se conocen como polinucleótidos, ya que están compuestas por unidades monoméricas más simples llamadas nucleótidos[2][3] Cada nucleótido está compuesto por una de las cuatro nucleobases que contienen nitrógeno (citosina [C], guanina [G], adenina [A] o timina [T]), un azúcar llamado desoxirribosa y un grupo fosfato. Los nucleótidos se unen entre sí en una cadena mediante enlaces covalentes (conocidos como enlace fosfodiéster) entre el azúcar de un nucleótido y el fosfato del siguiente, lo que da lugar a una columna vertebral alternante de azúcar y fosfato. Las bases nitrogenadas de las dos cadenas de polinucleótidos separadas se unen, según las reglas de emparejamiento de bases (A con T y C con G), con enlaces de hidrógeno para formar el ADN de doble cadena. Las bases nitrogenadas complementarias se dividen en dos grupos, las pirimidinas y las purinas. En el ADN, las pirimidinas son la timina y la citosina; las purinas son la adenina y la guanina.

Convertidor de adn a arn

Los dos tipos principales de ácidos nucleicos son el ácido desoxirribonucleico (ADN) y el ácido ribonucleico (ARN). El ADN es el material genético que se encuentra en todos los organismos vivos, desde las bacterias unicelulares hasta los mamíferos multicelulares. Se encuentra en el núcleo de los eucariotas y en los cloroplastos y las mitocondrias. En los procariotas, el ADN no está encerrado en una envoltura membranosa, sino que flota libremente en el citoplasma.

Todo el contenido genético de una célula se conoce como su genoma y el estudio de los genomas es la genómica. En las células eucariotas, pero no en las procariotas, el ADN forma un complejo con las proteínas histónicas para formar la cromatina, la sustancia de los cromosomas eucariotas. Un cromosoma puede contener decenas de miles de genes. Muchos genes contienen la información para fabricar productos proteicos; otros genes codifican productos de ARN. El ADN controla todas las actividades celulares activando o desactivando los genes.

El otro tipo de ácido nucleico, el ARN, participa principalmente en la síntesis de proteínas. En los eucariotas, las moléculas de ADN nunca salen del núcleo, sino que utilizan un intermediario para comunicarse con el resto de la célula. Este intermediario es el ARN mensajero (ARNm). Otros tipos de ARN -como el ARNr, el ARNt y el microARN- participan en la síntesis de proteínas y en su regulación.

Estructura del adn

La mayoría de los genes contienen la información necesaria para fabricar moléculas funcionales llamadas proteínas. (Unos pocos genes producen moléculas reguladoras que ayudan a la célula a ensamblar las proteínas). El viaje desde el gen hasta la proteína es complejo y está estrechamente controlado dentro de cada célula. Consta de dos pasos principales: la transcripción y la traducción. Juntas, la transcripción y la traducción se conocen como expresión génica.

Durante el proceso de transcripción, la información almacenada en el ADN de un gen se transmite a una molécula similar llamada ARN (ácido ribonucleico) en el núcleo celular. Tanto el ARN como el ADN están formados por una cadena de bloques de construcción llamados nucleótidos, pero tienen propiedades químicas ligeramente diferentes. El tipo de ARN que contiene la información para fabricar una proteína se denomina ARN mensajero (ARNm) porque transporta la información, o el mensaje, desde el ADN hasta el citoplasma.

La traducción, el segundo paso para pasar de un gen a una proteína, tiene lugar en el citoplasma. El ARNm interactúa con un complejo especializado llamado ribosoma, que «lee» la secuencia de nucleótidos del ARNm. Cada secuencia de tres nucleótidos, llamada codón, suele codificar un aminoácido concreto. (Un tipo de ARN llamado ARN de transferencia (ARNt) ensambla la proteína, un aminoácido cada vez. El ensamblaje de la proteína continúa hasta que el ribosoma encuentra un codón de «parada» (una secuencia de tres nucleótidos que no codifica un aminoácido).

Wikipedia

Los ARN mensajeros (ARNm) son moléculas monocatenarias de las células que transfieren la información genética del ADN en el núcleo al citoplasma, donde se sintetizan las proteínas (en los ribosomas). Los ARNm son un grupo de ARN que pueden traducirse en proteínas, mientras que otros ARN no pueden hacerlo. Dado que casi todas las funciones de los organismos se llevan a cabo mediante una o varias proteínas, el ARNm es tan importante como el ADN. La secuencia del ARNm puede interpretarse mediante la secuenciación de nueva generación (NGS). La transcriptómica mediante RNA-seq puede explorar la secuencia y la función del ARNm.

La expresión anormal de un gen, causada por una mutación del ADN, puede provocar la transcripción de instrucciones defectuosas, lo que lleva al fracaso, la insuficiencia o el exceso de producción de una proteína, o la producción de proteínas disfuncionales. Los defectos en las proteínas pueden causar graves enfermedades genéticas.

Recientemente, la terapéutica basada en el ARNm está surgiendo como una clase prometedora de agentes terapéuticos. Aprovechan el papel fundamental de los ARNm en la síntesis de proteínas. Algunas empresas han desarrollado tecnologías para generar secuencias de ARNm que las células reconocen como si se produjeran de forma endógena. Así, las proteínas creadas por las secuencias de ARNm dadas permitirán al organismo prevenir o combatir una enfermedad específica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad