Rutina tren superior mujer

Rutina tren superior mujer

Entrenamiento de la parte superior del cuerpo para mujeres culturistas

Ajuste la clavija a una resistencia adecuada. Colóquese de frente a la máquina. Agarre la barra con las palmas de las manos hacia delante, separadas más que la anchura de los hombros. A continuación, siéntese con los brazos extendidos frente a usted e inclínese ligeramente hacia atrás. Apriete los músculos de la espalda para bajar la barra hasta que toque la parte superior del pecho, llevando los hombros y la parte superior de los brazos hacia atrás y hacia abajo. Haz una pausa. Extienda lentamente los brazos hasta la posición inicial.
Sujeta las mancuernas por delante y empuja las caderas hacia atrás hasta que tu cuerpo esté casi paralelo al suelo. Los brazos se moverán naturalmente hacia la espinilla. Tire de las mancuernas hacia el techo utilizando los músculos de la espalda y los hombros. Baje lentamente las mancuernas hasta la posición inicial.
Siéntese en un banco y sostenga las mancuernas en posición vertical sobre los muslos. Eleve las mancuernas hasta la altura de los hombros levantando las rodillas para impulsarlas hacia arriba. Gire las muñecas de modo que las palmas de las manos queden orientadas hacia delante. Extiende los brazos para empujar las mancuernas hacia el techo. Haz una pausa. Baja lentamente las pesas hasta la posición inicial.

Sentadilla

Luce tu mejor aspecto y pon en forma tus brazos, hombros, espalda y pecho con este entrenamiento de 30 minutos para la parte superior del cuerpo. Esta rutina de entrenamiento de fuerza es perfecta para ayudar a las mujeres a conseguir una parte superior del cuerpo esbelta, sexy y tonificada.
1. Chuleta de equilibrio: 30 segundos + 30 segundos. Ponte de pie con los pies abiertos y sujeta una mancuerna con ambas manos. Gira el torso hacia la derecha y levanta la mancuerna por encima de la cabeza. Levanta la rodilla izquierda mientras giras el torso hacia la izquierda, y lleva la mancuerna en diagonal a través del cuerpo hasta que esté cerca de tu cadera izquierda. Repite durante 30 segundos y luego cambia de lado.
2. Extensión de tríceps tumbado: 60 segundos. Túmbate sobre la espalda, extiende los brazos y coloca las mancuernas justo encima de los hombros. Dobla los codos y lleva las mancuernas hacia abajo, hasta que estén cerca de tus orejas.
3. Balanceo de esquiador con mancuernas: 45 segundos. Empieza con los pies separados a la anchura de las caderas, empuja las caderas hacia atrás y balancea las mancuernas detrás de ti. Empuja explosivamente las caderas hacia delante y balancea las mancuernas hacia el frente.

Prensa aérea

Lisa tiene una certificación de entrenadora personal por la Universidad de Alaska Anchorage, con más de 4.000 horas de experiencia práctica trabajando con una variedad de necesidades de los clientes, desde equipos deportivos hasta poblaciones de post-rehabilitación y pérdida de peso, en entornos de uno a uno, grupos pequeños y grupos grandes.
Si el sol está fuera, las armas están fuera. Llevar ciertos vestidos, camisetas de tirantes o camisas sin hombros significa desnudar los bíceps y mostrar los hombros. Por desgracia, la parte superior del cuerpo de las mujeres, concretamente los brazos, tienden a retener la grasa. Aunque no se puede elegir de dónde se pierde la grasa, hay ejercicios que pueden ayudar a eliminar toda la grasa corporal, incluida la parte superior del cuerpo.
Según el American Council on Exercise (ACE), la reducción puntual -el concepto de que se puede perder grasa corporal de una parte específica del cuerpo- es un concepto erróneo. Para perder grasa en una zona concreta (por ejemplo, la parte superior del cuerpo), es necesario reducir la grasa corporal total.
Esto se consigue con un enfoque triple: una dieta baja en calorías, ejercicios cardiovasculares a intervalos y entrenamiento de fuerza. En primer lugar, asegúrate de que comes alimentos sanos y ricos en nutrientes, como proteínas magras, frutas y verduras frescas y cereales integrales, y evita los alimentos muy procesados.

Puente

Por qué es genial: Las flexiones de brazos trabajan todos los músculos principales (incluidos los tríceps, por supuesto) y pueden ayudarte a potenciar tu rango de movimiento en las flexiones, ya que te obligan a practicar la fuerza para levantarte del suelo.Cómo: Comienza en una posición de plancha alta con los hombros sobre las muñecas. Mantenga el núcleo apretado, doble los codos y baje el cuerpo hasta el suelo. En la parte inferior, levanta las manos unos centímetros en el aire. Vuelva a colocar las manos y presione hacia arriba para comenzar. Eso es una repetición. Consejo profesional: Los codos deben apuntar a 45 grados de los lados.
Por qué es genial: Además de trabajar el pecho, este movimiento estimula tu núcleo de manera importante.Cómo: Empieza a cuatro patas con las rodillas elevadas a unos centímetros del suelo. Mantén la espalda plana y los hombros y las caderas nivelados mientras levantas la mano izquierda de la colchoneta y doblas el codo para golpear el hombro derecho con ella. Vuelva a colocar la mano izquierda y repita en el lado opuesto. Eso es una repetición. Consejo profesional: Mantén los abdominales comprometidos tirando del ombligo hacia la columna vertebral para evitar que los hombros y las caderas se muevan durante todo el ejercicio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad