Ley 22 2011 residuos

Juguemos al reciclaje: garbage truck simulator – episodio 1

La Ley tiene por objeto garantizar la protección del medio ambiente y la salud humana contra la contaminación y los daños derivados de los residuos sólidos. Para ello, establece normas que regulan el tratamiento medioambiental de los residuos sólidos en todas sus fases: creación, recogida, separación, transporte, reciclaje, procesamiento y eliminación. La Ley también tiene como objetivo la reducción de los residuos y la disminución de su impacto peligroso. Incluye los siguientes capítulos: Disposiciones generales (I), Gestión integrada

Control de la contaminación, Gestión de residuos, Residuos sólidos, Residuos orgánicos, Prevención de residuos, Residuos de origen doméstico, Residuos de origen no doméstico, Eliminación de residuos, Movimiento transfronterizo de residuos, Reciclaje/reutilización, Transporte/almacenamiento, Comercio internacional, Institución, Infracciones/sanciones

Los estados exigen la reforma de los residuos nucleares

Según la Ley 22/2011, de 28 de julio, de Residuos y Contaminación del Suelo subproducto es toda sustancia u objeto originado en un proceso de producción cuya finalidad principal no era la producción de dicha sustancia u objeto.

En consecuencia, a aquellas sustancias u objetos declarados como subproductos se les aplicará la normativa específica para productos o sustancias, en particular, el Reglamento (CE) 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH) y el Reglamento (CE) 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE, y se modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006.

Con respecto al primer requisito, «Asegurarse de que la sustancia u objeto se va a utilizar posteriormente», es necesario tener más información sobre el mercado existente y la demanda del material. El poseedor interesado en que un residuo sea declarado subproducto (solicitante) debe facilitar el índice de utilización del residuo de producción (cantidad anual estimada de residuo de producción que se prevé gestionar como subproducto), con el fin de evaluar si existe la posibilidad de que dicho residuo permanezca almacenado durante un periodo de tiempo prolongado o si, por el contrario, su utilización es inmediata. También se debe indicar si se prevé que el uso de los residuos sea esporádico o continuado.

9) env. (reglas de residuos electrónicos, 2011) imp para la upsc

En cuanto a la regulación de los suelos contaminados, en el Título V de la nueva Ley, se mantiene el actual conjunto normativo, matizando algunos aspectos relativos a la determinación de los responsables de la descontaminación del suelo, la regulación de las obligaciones de información de los responsables de actividades potencialmente contaminantes y de los propietarios de los suelos contaminados, y la creación de un inventario nacional de suelos contaminados.

En primer lugar, y respecto a la obligación de información por parte de los responsables de actividades potencialmente contaminantes, que se aprueban y publican por el Gobierno, éstos están obligados a informar periódicamente a las Administraciones autonómicas correspondientes mediante informes que detallen la información necesaria para la declaración de suelos contaminados.

Respecto a los terrenos que se declaren contaminados, a iniciativa de la Administración autonómica correspondiente se hará constar este hecho al margen de la inscripción en el Registro de la Propiedad, y en los términos que se establezcan en la normativa del Gobierno. Además, se prevé que esta declaración pueda conllevar la suspensión de la ejecutividad de los derechos de edificación y otros usos que se realicen sobre el terreno en el caso de que sean incompatibles con las medidas previstas para la limpieza y recuperación del terreno hasta que se lleven a cabo o hasta que se certifique que el terreno no está contaminado.

Laid to waste

En un contexto europeo en el que la producción de residuos no deja de aumentar y en el que la actividad económica ligada a los residuos es cada vez más importante tanto por su dimensión como por su impacto directo en la sostenibilidad del modelo económico europeo, el Sexto Programa de Acción Comunitario en Materia de Medio Ambiente pedía la revisión de la legislación en materia de residuos, la clara distinción entre residuos y no residuos y el desarrollo de medidas relativas a la prevención y gestión de los mismos, incluyendo el establecimiento de objetivos. En la misma línea, la Comunicación de la Comisión de 27 de mayo de 2003, «Hacia una estrategia temática para la prevención y el reciclado de residuos», pedía avanzar en su revisión.

Siguiendo las directrices de la Directiva Marco de Residuos, se introducen artículos específicos dedicados a los conceptos de «subproducto» y «fin de la condición de residuo», y se establecen las condiciones que deben cumplirse para ser considerado subproducto o para perder su condición de residuo.

Dado que hay varias administraciones públicas implicadas en la gestión de los residuos, es necesario un artículo que defina las competencias administrativas de cada una de ellas. Se aclara el reparto competencial de la Ley anterior, especialmente en lo que se refiere a las Entidades Locales, que podrán establecer a través de sus ordenanzas las condiciones de entrega de los residuos cuya gestión hayan asumido.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad