Perfil ambiental de españa

Philips

Este perfil de país resume los datos clave relacionados con la industria: su relevancia con respecto a las contribuciones económicas, el consumo de energía y agua, así como las emisiones de aire y agua y la generación de residuos. Los perfiles de los países también están disponibles para los 33 países miembros del EEE y los Estados miembros de la UE-28 como grupo, véase el enlace más abajo.

Los datos de consumo de energía proceden de los Balances Energéticos Anuales Completos de Eurostat, el valor añadido bruto de las Cuentas Nacionales Anuales de Eurostat y los datos de consumo de agua del conjunto de datos de Eurostat sobre el uso del agua por categoría de suministro y sector económico.

Cumplimiento y aplicación de la evaluación de impacto esia

En 2012, España era el quinto país más poblado de la UE-27 y tuvo el cuarto mayor crecimiento de la población durante el período 2000-2012 (+15,3 %). De 2002 a 2009 el PIB español, medido en términos de paridad de poder adquisitivo, estuvo por encima de la media de la UE-27.

En 2012, España fue responsable del 7,5% de las emisiones totales de la UE-28, emitiendo 7,28 toneladas de CO2-eq/habitante, cifra inferior a los valores medios registrados en la Unión Europea: 9,0 toneladas de CO2-eq/habitante. En relación con el PIB, España también fue uno de los países con menores emisiones y para producir una unidad de PIB se emitieron 0,33 kg de CO2-eq en 2012, mientras que en la UE-28 dicha cifra ascendió a 0,35 kg de CO2-eq. Las emisiones de precursores del ozono en la troposfera durante el período 1990-2011 disminuyeron un 25,3 %. Las emisiones de PM 10 han disminuido en un 23,8 % desde el año 2000, mientras que las de PM 2,5 se redujeron en un 22,5 %.

El consumo per cápita del suministro público de agua disminuyó de 175 litros en 2004 a 142 litros en 2011. En 2009, el 28,64 % del total de 5 125 masas de agua superficiales de España se encontraba en «buen» estado. En 2012, más de la mitad de los puntos de muestreo de las zonas de baño de agua dulce tenían una «calidad excelente». Las zonas clasificadas como de «mala calidad» disminuyeron, mientras que las de «buena calidad» aumentaron.

Gestión de la configuración con kubernetes, un spring boot

Austria Bélgica Bulgaria Croacia Chipre República Checa Dinamarca Estonia Finlandia Francia Alemania Grecia Hungría Irlanda Italia Letonia Lituania Luxemburgo Malta Países Bajos Polonia Portugal Rumanía Eslovaquia Eslovenia España Suecia Reino Unido

España mantiene un rendimiento superior a la media en términos de ecoinnovación, aunque en los últimos años ha ido disminuyendo su posición entre los 28 países de la UE. El país ocupa el puesto 11 con una puntuación de 104 en el Índice de Ecoinnovación de 2019, cerca de la media de la UE. El desempeño de España es irregular con una diferencia de 77 puntos entre los mejores y los peores. En el indicador de resultados socioeconómicos, España obtiene los peores resultados, lo que ilustra el bajo nivel de exportaciones de ecoindustrias del país y la escasa proporción de trabajos en actividades de protección medioambiental y gestión de recursos. Los mejores resultados del país se obtienen en las actividades de ecoinnovación y en la tercera posición general, tras la República Checa y Suecia. El rendimiento de los insumos de la ecoinnovación sigue siendo inferior a la media de la UE, mientras que los productos de la ecoinnovación y el resultado de la eficiencia de los recursos muestran puntuaciones superiores a la media de la UE.

Descubra a través de este vídeo la historia del tajo-segura

Este capítulo ofrece una visión general de los fundamentos de la transición a la economía circular en la ciudad, mediante el examen de los principales datos socioeconómicos y medioambientales, las tendencias y los impulsores que conducen al cambio de una economía lineal a una circular. La ciudad de Granada es conocida por su patrimonio cultural, que atrae a miles de turistas cada año. Además, está denominada Ciudad de la Ciencia y la Innovación. Como tal, el turismo y la ciencia, especialmente a través de la digitalización, pueden contribuir al crecimiento económico de la ciudad, de acuerdo con los principios de la economía circular.

Según los resultados de la Encuesta de la OCDE sobre la Economía Circular en Ciudades y Regiones en 51 ciudades y regiones de los países de la OCDE, los principales motores de la transición a la economía circular son medioambientales (cambio climático, 73%), institucionales (agendas globales, 52%) y socioeconómicos (cambio de las condiciones económicas, 51%). Además, la transición circular está impulsada por la creación de empleo (47%), las iniciativas del sector privado (46%), los nuevos modelos empresariales (43%), los avances técnicos (43%) y la investigación y el desarrollo (I+D) (41%).

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad