Plan de medio ambiente de andalucía

las naranjas sobrantes de sevilla se convierten en electricidad

En general, se acepta que la contribución del transporte a la contaminación ambiental es de aproximadamente un 30%. Sin embargo, los distintos modos de transporte no tienen la misma contribución. Es importante analizar el reparto modal para tratar de determinar el grado de contribución y el impacto de cada modo en la contaminación ambiental global con el fin de crear planes y soluciones de movilidad sostenible. Sin una comprensión clara del impacto que representan las formas específicas de transporte, los planes actuales y futuros pueden no ofrecer soluciones adecuadas para la sostenibilidad y, de hecho, pueden resultar muy deficientes. Empleando una metodología utilizada en otra zona (Cataluña, España) este trabajo analiza el reparto modal en Andalucía, España, a partir de los datos de la Encuesta de Movilidad Social en las Regiones Urbanas de Andalucía 2011, explorando los patrones urbanos territoriales y la categoría motivacional que los provoca, con el fin de determinar el efecto de las necesidades de desplazamiento de la población y la contribución inherente que esto tiene a la emisión de gases de efecto invernadero y el consiguiente impacto en la contaminación ambiental. También se analizan los diferentes escenarios de movilidad propuestos en los actuales Planes de Movilidad Urbana y Metropolitana Sostenible de Andalucía y sus tendencias esperadas, concluyendo que las medidas actualmente propuestas pueden considerarse insuficientes para cambiar el modelo de movilidad en las áreas metropolitanas de Andalucía.Palabras clave

coalición del consejo de política infantil del condado de covington

Andalucía (código NUTS 2 ES61) es una de las zonas agrícolas más relevantes de España y también de Europa. Cuenta con 87.597 km2 y una población de 8,4 millones de personas, y es la cuarta región más grande de la UE-28. La agricultura es clave en la región, ya que representa 9.280 millones de euros de VAB y da empleo a 268.000 personas. Andalucía es la principal productora mundial de aceite de oliva, con 1,5 millones de hectáreas de superficie dedicada a la producción de 1,1 millones de toneladas de producto al año. La región está considerada como de transición según la directiva 2014/99/UE.

El instrumento seleccionado es el «M11: Agricultura ecológica», incluido en el programa nacional (2014ES06RDNF001) y detallado en el plan de desarrollo regional (2014ES06RDRP001) para el periodo 2014-2020. Se deriva del artículo 29 del reglamento 1305/2013 del FEAD. Esta medida pretende aumentar la presencia de explotaciones ecológicas, contribuyendo a la cuarta prioridad nacional «Restaurar, conservar y mejorar los ecosistemas relacionados con la agricultura y la silvicultura». En particular, la medida cuenta con instrumentos para promover nuevas explotaciones ecológicas y también para mantener las existentes. Además, la medida se divide en dos submedidas, una para la producción de aceitunas y otra para el resto de explotaciones.

qatar: naturaleza y desarrollo en una encrucijada

El proyecto Forjar la Resiliencia en Andalucía, un capítulo del programa EIT Climate-KIC Deep Demonstration Resilient Regions, ha aportado mucho al proceso.

Andalucía es menos conocida por su ambición de ser líder mundial en resiliencia y adaptación; un objetivo que nace en parte de la necesidad porque, debido a sus condiciones geográficas y climáticas, Andalucía está siendo testigo del agravamiento de los impactos del cambio climático en su territorio.

La región está experimentando un número creciente de sequías e incendios forestales, y olas de calor agobiantes durante los meses de verano. En septiembre, la región sufrió inundaciones destructivas, con más de 11 cm de lluvia caída en Huelva en sólo una hora.

La mitigación y la adaptación al cambio climático han sido, por tanto, prioridades para el Gobierno andaluz, y el 13 de octubre el Consejo de Gobierno aprobó el Plan Andaluz de Acción por el Clima 2030 (PAAC 2030), convirtiendo a Andalucía en la primera comunidad española en aprobar planes en línea con la nueva ley estatal sobre el cambio climático.

destilería de rama de piedra caliza – pacesetter 2017

El capítulo comienza con una visión general del marco político internacional y nacional relevante para el desarrollo de la minería en Andalucía, haciendo hincapié en la necesidad de una estrategia minera nacional para apoyar una cadena de valor minera sólida en España y la transición a una economía baja en carbono. A continuación, se analiza la política minera de Andalucía y se ofrecen recomendaciones para que la estrategia minera regional actualizada sea una poderosa herramienta que ayude a Andalucía a convertirse en un líder en tecnologías y prácticas de materias primas sostenibles para apoyar el objetivo europeo de neutralidad climática y aumentar el bienestar local.

Andalucía es la mayor productora de minería de España y se beneficia de una cadena de valor minera diversa con el potencial de contribuir a los objetivos de neutralidad climática de la UE y crear empleos de alto valor añadido y mayor bienestar. El nuevo Green Deal europeo ha colocado en primer lugar la necesidad de materias primas y procesos de transformación de minerales sostenibles como piedra angular para apoyar el objetivo de neutralidad climática de la UE para 2050. Esta estrategia a largo plazo ofrece a Andalucía el apoyo y las oportunidades para apalancarse en su cadena de valor minera para convertirse en un líder en tecnologías verdes y prácticas mineras bajas en carbono.

Leer más  Dia de los bosques